top of page
  • Foto del escritorAlejandro Armenta Mier

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha dado pasos contundentes para alcanzar la autosuficiencia energética del país. Dejamos atrás la política energética caracterizada por el deterioro de las empresas productivas del Estado que se enfrentaron al embate de intenciones privatizadoras. Se está haciendo historia al rescatar a Pemex y a la CFE para que vuelvan a ser palancas del desarrollo nacional.

La compra de la refinería Deer Park representa una acción estratégica de nuestro gobierno para lograr la soberanía energética del país y alcanzar la meta de garantizar el abasto interno de combustible. A la par, se realiza la rehabilitación de las seis refinerías que integran el Sistema Nacional de Refinación, la construcción de la nueva en Dos Bocas, Tabasco, y la habilitación de la coquizadora de Tula, Hidalgo.

Con hechos, estamos cambiando la política energética de nuestro país para recuperar nuestra soberanía y seguridad energética.

En 1993, Pemex adquirió el 49.9% de acciones de la refinería Deer Park, en Houston, Texas. Ahí inició su sociedad con Shell Oil Company. Se trata de una de las 25 refinerías más grandes en Estados Unidos. Produce diariamente más de 250 mil barriles, entre gasolina, diésel y turbosina. Además, puede procesar crudo pesado y ligero sin generar combustóleo.

Estamos hablando de una refinería que tiene capacidad de procesamiento de crudo de 340 mil barriles por día. Una refinería que se caracteriza por su buen desempeño, al operar actualmente a 85% de su capacidad.

Al concretarse con éxito la compra total de la refinería de Deer Park, ubicada en Houston, Texas, al adquirir el 50.005% de la participación accionaria de Shell, el Estado mexicano tendrá la propiedad total de esta instalación, bajo el control de Pemex.

La adquisición se logró luego de que el Comité de Inversión Extranjera de Estados Unidos autorizara la operación de compra-venta, al no haber identificado riesgos en materia de competencia ni de seguridad nacional para los Estados Unidos de América.

El valor de la operación por los activos de la refinería fue de 596 millones de dólares, por el 50% de la participación de Shell. Adicionalmente, se liquidó la deuda remanente por 596 millones de dólares. Los recursos para la operación fueron cubiertos por el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), por lo que no se contrató deuda pública.

Se dará continuidad a los compromisos que la refinería tiene con las comunidades vecinas.

También, en un mensaje de tranquilidad para los trabajadores, el presidente AMLO y el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, les han hecho saber que no habrá despidos, disminución de salarios y no se les van a quitar prestaciones a los obreros ni a los administrativos. Así, paso a paso, concretamos el programa de soberanía energética de la Cuarta Transformación para que México sea autosuficiente en la producción de sus combustibles.

En el Grupo Parlamentario de Morena, en el Senado de la República, encabezado por el senador Ricardo Monreal, estamos seguros de que la iniciativa de reforma energética, presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en materia de defensa de la industria eléctrica y del litio significa un gran paso para recuperar nuestra soberanía y seguridad energética. Tener autosuficiencia energética es nuestro principal propósito.


bottom of page