top of page
  • Foto del escritorAlejandro Armenta Mier

En días pasados, la Secretaría de Economía, en conjunto con el Infonavit, la Cofepris, la banca de desarrollo, el Consejo Nacional Agropecuario y las cámaras empresariales, presentó el Plan de Reactivación Económica de 2022.

El plan tiene cinco pilares como base: el mercado interno y empleo; sectores y regiones; el fomento a la inversión; el comercio internacional, y la competitividad.

En la presentación se destacó que el desarrollo de centros de innovación para la digitalización, así como la atracción de proyectos de transferencia tecnológica, son elementos fundamentales para elevar la producción, pero también para entrar en un mercado de competitividad más acelerado.

Uno de los elementos que impulsará la Secretaría de Economía, es el de detonar la economía circular, apoyando el desarrollo sostenible a través de la Agenda 2030. Es necesaria un mayor aprovechamiento de los recursos naturales, utilizar todo lo que tradicionalmente denominábamos desperdicios y trabajar en un modelo conjunto de reutilización.

En lo que respecta a la parte de sectores y regiones, se trabajará en coordinación con el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec para la creación de los 10 polos de desarrollo, incorporar un plan integrado de proyecto sur-sureste en el país y relocalización de plantas. Además del fomento al turismo médico y de bienestar, que han atraído inversión de forma importante e impulsado la economía en el país, y la inversión de 18 proyectos de infraestructura.

En lo que respecta al desarrollo de cadenas de valor y de suministro, se ha trabajado de la mano con el sector privado para el desarrollo de éstas con los sectores productivos prioritarios y sectores estratégicos.

Uno de los elementos más importantes para impulsar la reactivación económica durante este año, será la creación y el fortalecimiento de las mipymes, a través de la difusión de las herramientas para la creación de empresas; la facilitación de los créditos a las mismas, por medio de esquemas de financiamiento y garantías; incentivar compras nacionales por parte de los gobiernos, y el pago pronto a pequeñas y medianas empresas.

En el caso del fomento a la inversión, se trabaja en la creación de estímulos y condiciones necesarias para la atracción de ésta; así como en la promoción de acciones para impulsar el desarrollo de una minería responsable incluyente, innovadora y sostenible que permita el desarrollo.

En el tema de comercio internacional, el trabajo con la iniciativa privada ha dado resultados sorprendentes, el fomento de las exportaciones, la diversificación de la oferta que se exporta y los acuerdos comerciales que se están trabajando, diversificarán los mercados y lograrán aumentar nuestras exportaciones.

En el eje de competitividad destaca el impulso a la implementación de políticas públicas para la incorporación de desarrollos científicos y tecnológicos mexicanos en la fase de producción, y promover una economía digital por medio del comercio electrónico para lograr la digitalización de las mipymes.

Sin duda, los retos para la reactivación económica de este año son un gran desafío. Desde el Senado seguiremos trabajando en impulsar la productividad y competitividad de las mipymes, en la capacitación y desarrollo de habilidades en las industrias, y en fortalecer la participación de las mujeres en la economía y de las mipymes, para detonar el papel de México en el mundo.


bottom of page