top of page
  • Foto del escritorAlejandro Armenta Mier

Desde el inicio de su administración, nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador tenía claro que para construir el bienestar de las mayorías, era necesario una política recaudatoria eficaz y una intervención estatal que redujera las enormes desigualdades sociales.

Durante 36 años de gobiernos neoliberales, se llevó a cabo una política fiscal orientada a beneficiar a unas cuantas empresas privadas mediante exenciones, créditos fiscales y deducciones injustificadas. La mayor parte de la recaudación cayó en los hombros de las clases medias, las pequeñas y medianas empresas y el pueblo en general.

A casi 4 años de haber iniciado el gobierno de la 4T, en coordinación con el Poder Ejecutivo, hemos logrado importantes avances legislativos que han incidido en la recaudación: se prohibieron las condonaciones de impuestos, se combatió frontalmente a las empresas fantasma, se reguló el outsourcing, y se creó el nuevo Régimen Simplificado de Confianza.

A la par, el Servicio de Administración Tributaria, encabezado por la gran labor de Raquel Buenrostro, ha consolidado una estrategia enfocada en aumentar la eficiencia recaudatoria, bajar la evasión y elusión fiscal, y combatir la corrupción.

A pesar del escenario adverso provocado por la pandemia y por el conflicto entre Rusia y Ucrania, la recaudación tributaria de México se ha incrementado. Tan sólo en el primer trimestre de este 2022, los ingresos tributarios alcanzaron 1 billón 120 mil 918 millones de pesos, lo que significa un crecimiento anual real de 2.0%, es decir, 96.9 mil millones de pesos más respecto al mismo periodo de 2021.

Esto ha sido resultado de la continuidad a las estrategias de cobro y fiscalización para fortalecer la recaudación tributaria, así como de la reactivación económica.

Para fortalecer los ingresos tributarios, el SAT dirigió sus esfuerzos recaudatorios para obtener 139 mil 934 millones de pesos de ingresos adicionales. Esto es 17.7% más al mismo periodo de 2021, en términos reales, y 91 mil 181 millones de pesos más que en 2018, superior 139.1%, real.

También, durante la presente administración, el SAT ha logrado atender un mayor número de trámites de devoluciones, a la par que ha reducido significativamente el tiempo de devolución a través de procesos más ágiles y eficientes. Al primer trimestre de 2022, se pagaron 193 mil 706 millones de pesos de devoluciones tributarias, 111 mil 128 millones de pesos más que en 2018, equivalentes a un incremento real de 95.4%.

En materia de combate a la corrupción, desde 2020 a marzo de 2022, el SAT ha presentado 2 mil 433 denuncias ante la Fiscalía General de la República, que involucran a 2 mil 500 personas.

Adicionalmente, el costo de la recaudación descendió a 25 centavos por cada 100 pesos recaudados, el nivel más bajo en los últimos cinco años. Esto ha sido resultado del uso de nuevas tecnologías que simplificaron los procesos para la atención de los contribuyentes y del compromiso de austeridad del gobierno federal para eficientar el gasto público.

Sin duda, aún tenemos importantes retos en materia de recaudación, pero en el Grupo Parlamentario de Morena en el Senado, encabezado por el senador Ricardo Monreal, seguiremos trabajando con acciones legislativas que nos permitan hacer de México un país con bienestar.


Comments


bottom of page